Reformas eficientes para vivir mejor

Si estás pensando en reformar tu vivienda para hacerlo más eficiente energéticamente, y con lo cual conseguir un mayor ahorro, primero debes saber cuáles son esos pequeños o grandes cambios que precisa tu hogar. De esta manera no solo será mejor para el medioambiente y para tu bolsillo, sino que en general se convertirá en un sitio más agradable y confortable para vivir.

  • Sistema domótico

Una de las primeras opciones que debes contemplar es una instalación de un sistema de control domótico en tu hogar. La  domótica hace referencia a los aparatos electrónicos o electrodomésticos que se conectan a Internet y por tanto puedes controlar a distancia y ellos actúan de manera autónoma una vez damos el comando.

Por ejemplo, podemos contar con una calefacción con sistema domótico por lo que desde nuestro propio teléfono o tablet podremos darle la orden de encendido cuando estemos a poco rato de llegar a casa y así llegaremos a un hogar cálido y no tendremos que esperar hasta que se caliente.

Reformas eficientes para vivir mejor

Este tipo de control de nuestros aparatos permite ahorrar en energía porque sólo funcionarán durante el tiempo justo y así se reducirá nuestra factura del gas, agua, luz, etc. Por ejemplo, podemos programar nuestra lavadora, robot de limpieza, lavavajillas, etc., para que funcionen durante las horas en las que la luz es más barata.

El control domótico también tiene la ventaja de ser más seguro para tu casa porque en caso de robo es mucho más eficaz cualquier tipo de sistema de seguridad que uno convencional. Puedes controlar las cámaras de seguridad con el control remoto de tu dispositivo móvil, puedes activar el bloqueo de puertas y ventanas a distancia si es necesario, etc.

  • Aerotermia

Otra opción que podemos considerar, y que es complementaria y no excluyente al sistema domótico, es la instalación de la aerotermia en casa. La aerotermia es un modelo de climatización innovador y renovable que extrae hasta un 75% de la energía del aire y la convierte en calefacción, refrigeración o agua caliente, y todo en un único equipo. Es un buen sustituto del gas o la electricidad y puede llegar a suponer un ahorro del 25% en los recibos del gas.

Para poder disfrutar de las ventajas de este sistema es necesario adquirir un equipo exterior adecuado y el espacio suficiente para contenerlo. En total un técnico profesional deberá instalar una unidad exterior o compresor donde se recoge el aire y una unidad interior que cederá el calor generado al agua que alimenta el sistema de calefacción y/o refrigeración que se quiera abastecer. Esta unidad interior puede ser simplemente un radiador convencional o un suelo radiante completo.

Si vas a hacer una gran reforma o se trata de una vivienda nueva, esta es la elección que te sugerimos porque es la mejor manera de utilizar esta energía y distribuirla mejor por todas las estancias del hogar. En casas ya hechas y que no van a sufrir un gran cambio es más complicado porque sería muy costoso eliminar las tuberías del sistema de climatización ya existente.

Además, como te hemos adelantado, es posible incorporar los equipos de aerotermia en la domótica de la vivienda para controlarlo desde el móvil o recibir una alerta si ocurre alguna anomalía.

Compartir